Geo está malito

IMG-20150519-WA0002

El perro Geo pasó su primera noche fuera sin mucha suerte. Tenía calor en la pequeña caravana tras esos días de alta temperatura, inusual para este tiempo. Le abrimos la puerta y no apareció hasta el día siguiente con los ojos hinchados y no con muy buen aspecto. Durante una semana le hicimos de todo en la veterinaria de la ciudad. No había mejora. Al ver que todos los tratamientos no respondían, lo llevamos de urgencia al hospital universitario de Lugo. Dejamos todo lo que estábamos haciendo, cogimos el coche y fuimos volando hasta el lugar. Allí nos atendieron rápido y muy bien. Participamos de todas las pruebas que le hicieron. La exploración fue exhausta y profesional. El hospital universitario para animales está muy bien preparado.

Tras horas de pruebas y alguna espera, la veterinaria se acercó con cara grave y nos dio la noticia: “Geo está muy mal, puede que le queden tres días de vida”. En ese momento no dábamos crédito. Durante toda la semana veíamos que Geo estaba malito, pero nunca llegamos a pensar que la gravedad fuera tal. Cuando escuchamos las palabras de la veterinaria algo se paró. Diría que el universo entero se inmovilizó en ese instante.

Realmente no estamos preparados para esas noticias. Nos pasamos todo el día acompañando al Geo moribundo en el hospital y a la vuelta nos encontramos un baño de lágrimas de todos los que durante este tiempo han convivido con el amigo fiel. El cariño y la generosidad que este perro siempre ha despertado en todo el mundo superaba una prueba tan dura.

No quisimos llorar más ni perder la esperanza. No queríamos pensar que todo terminaba así, de forma tan fugaz. Tratar de enviar energías positivas a un ser mortal a veces sirve más de placebo que de utilidad, pero como no sabemos realmente como funcionan los mecanismos ocultos de la vida, no paramos en todo el día de crear ese movimiento de fuerza y vida para enviárselo al perrito de tan solo un año.

Hoy volvimos al hospital por la mañana y por la tarde para estar con él, para que no se sintiera tan solo y abandonado en esa jaula gris y oscura donde cuidan con mimo y cariño a todos los animalitos enfermos. Geo, con poca fuerza, se alegró al vernos. Meneó algo el rabo y nos miró con cariño, como siempre hace. Pudimos sacarlo a pasear, le dimos algún masaje, charlamos con él para darle ánimo y tuvimos la alegría de ver como comía alguna cosa estando con nosotros. Un fallo renal puede ser fulminante. Quizás mañana Geo no esté. Quizás la vida decida darle una tregua quien sabe si de dos días, de cinco días. Tal vez el último aliento de esperanza brote en este hermoso ser y algo decida que permanezca recuperado entre nosotros. A día de hoy no sabemos nada. Sólo nos agarramos al misterio, a la esperanza, al agradecimiento por haber vivido un año plagado de hermosura, generosidad y cariño.

Sentimos cierta angustia, pero también nos valemos de la fortaleza de pensar que la vida es así. Hoy estás vivo. Mañana te vas. Así, de forma fugaz. La vida es fugitiva y efímera. La vida sigue siendo un gran misterio. Ánimo querido Geo, la vida también es un milagro.

Los que habéis conocido a Geo, sé que esta noticia es dolorosa. Pero enviémosle entre todos cariño y amor. Quién sabe. La vida también nos sorprende.

Anuncios

2 Replies to “Geo está malito”

    1. Hoy está mucho mejor querida Isabel… Nos han llamado del hospital diciendo que las pruebas de hoy daban muy positivo… Ahora vamos a ir a verlo y darle un fuerte abrazo de parte de todos vosotros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s