Un poco más de luz

 

aEn estos últimos quince días decidimos ponernos a fondo con la casa de acogida para intentar, en la medida de lo posible, que sea cada día más acogedora. Lo primero que hicimos fue tirar todo lo que se había acumulado en estos tres años y que veíamos como cosas totalmente inservibles. Hicimos una limpieza a fondo y pudimos dejar muchos vacíos para que entrara una nueva energía.

Luego, con el dinero que habíamos acumulado gracias al grupo de teaming, compramos algunos materiales para empezar el trabajo de la construcción de los lavabos y las duchas. Gracias a Benito, Noelia, Luis, Jorge, Ángela y los amigos venidos desde Israel pudimos avanzar mucho la obra. Las paredes del lavabo y las duchas están casi terminadas y de forma milagrosa, sin saber nada de cemento y piedra, nos atrevimos con la puesta del primer suelo. Ahora la entrada parece otra. Ya no te resbalas cuando entras a la casa y pisas suelo firme, ordenado y decorado con un bonito sol de cuarzo que hicimos estos días.

En este tiempo también vino la luz a la casa grande, al menos cuando hace abundante sol. Gracias a tres magníficas placas solares y algunas baterías podemos disponer de algo de luz en todo el recinto. Esto ha sido todo un logro ya que hemos tardado tres años en dar este gran paso. No es una instalación definitiva, pero al menos sirve para no depender tanto del petróleo como hasta ahora. Si el año pasado conseguimos por fin tener agua en O Couso, este año el logro ha sido poder tener electricidad y todo lo que ello significa en cuanto a cierto confort, especialmente en las largas noche de invierno.

Y hoy, ante la demanda de muchos visitantes, que venían y no podían trabajar porque no había conexión a internet debido a que tampoco teníamos luz, hemos instalado nuestra primera red wifi abierta para todos los que la necesiten. Hasta ahora, los que vivíamos aquí teníamos conexión gracias a nuestras tarifas móviles, pero ahora, todo el que lo desee, no tendrá que bajar al pueblo para conectarse a internet, sino que podrá hacerlo desde aquí, cargando sus ordenadores y conectándose a internet junto al fuego de la chimenea.

Los próximos pasos que vamos a dar será poner el suelo de la futura biblioteca y comprar madera para hacer las estanterías y las puertas de las entradas, evitando así que entre el frío. Intentaremos hacer de O Couso un lugar de estudio, de meditación y como siempre, de servicio a todo aquel que lo necesite. Aún hay mucho trabajo por delante, pero poco a poco iremos consumando todos los pasos para que esta casa sea especialmente radiante y acogedora. En cuanto llegue algo más de dinero compraremos más materiales y completaremos la ejecución del lavabo, los suelos y ojalá también las ventanas y los tejados que faltan. Esto ya son palabras mayores, pero todo se andará.

Si queréis participar en todos estos cambios no dudéis en haceros miembros de teaming. Cualquier otro apoyo será siempre bienvenido. Nos alegra haber empezado el año con tantos cambios. Seguro que este será un año hermoso y de profundas transformaciones. Si quieres venirte unos días de voluntario a sabiendas de que el frío aún sigue haciendo de las suyas, serás bienvenido. Mientras, gracias de corazón por todo tu apoyo y por toda la fortaleza a la hora de estrechar nuestros lazos de amistad. Otro mundo es posible, y entre todos lo estamos construyendo.

b

cd

Anuncios

One thought on “Un poco más de luz

  1. Pingback: Un poco más de luz – julio d castro – el cubanito cuentacuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s