Feliz año nuevo, feliz vida nueva

Estimad@s amig@s del proyecto O Couso,

Esperamos que hayáis tenido una hermosa entrada de año, con deseos de que todos los sueños impulsados desde al alma se hagan realidad en esta próxima manifestación. Este año será diferente. Será un año de esperanza, de retorno a la normalidad, de impulso de la nueva era que se está manifestando, no solo a niveles materiales, sino también a niveles espirituales. Un año de silencio y renovación. Ha nacido en nosotros una visión diferente de las cosas, y debemos acogernos a la invitación que se nos presenta para ahondar aún más en aquello que es imprescindible. Todas las crisis, y esta ha sido muy importante para todos, crean momentos de tensión, y toda tensión provoca inevitablemente el crecimiento interior, la búsqueda espiritual, la visión profunda de las cosas.

Aquí en esta isla utópica acabamos de cerrar la Semana de Experiencia del primer Grupo Simiente que está naciendo para impulsar la futura Escuela. Estamos muy emocionados por este nuevo volver a empezar, este renacer tras siete largos años de entrega y servicio, de reconstrucción de un ideal que nuestra sociedad había dado por terminado: el apoyo mutuo y la cooperación, el servicio desinteresado al otro, el amor y la fraternidad universal unidos a una nueva perspectiva de vida simple y plena, de tolerancia y emancipación. Deseamos seguir profundizando en la abundancia espiritual y material, siempre en armonía con la naturaleza, con el entorno, con la vida en su más amplia manifestación. Creemos firmemente que ese propósito lo hemos cumplido de forma humilde y desapegada, y de que, a partir de ahora, se abre un nuevo y vasto campo de experiencia espiritual.

Junto al nuevo grupo simiente hemos vivido una semana inolvidable, llena de experiencias enriquecedoras, de amor, complicidad y estrecha comunión en un contexto de frío y nieve pero de mucho calor y luz interior. En estos días, la unión hizo la fuerza y pudimos multiplicar la potencia eléctrica de O Couso así como dotar en los próximos días algunas estancias de calefacción de leña y pellets. Los que vengáis a partir del 21 de marzo, si es que para esa fecha podemos por fin abrir nuestras puertas, podréis disfrutar de estas mejoras.

Tenemos muchas buenas noticias que compartir como balance del año que nos deja. Es cierto que ha sido un año muy duro, pero también necesario para el poderoso discernimiento. El grupo de miembros residentes se vio mermado hasta la mínima expresión debido al parón de la pandemia. Pero al mismo tiempo, eso nos ha dado una visión más amplia del proyecto, y hemos descubierto que son muchos los miembros no residentes que apoyan y llevan en su corazón este mágico lugar. Este año vamos a buscar la fórmula para poder avivar la llama de todos aquellos que estáis lejos pero que de alguna manera os sentís parte de este lugar. Potenciar el lazo místico que nos une será un propósito para este año con la creación de la “Comunidad No Residente”.

A nivel material, este año ha traído muchas mejoras. Por fin pudimos terminar la mayoría de los suelos de O Couso, terminas lo tejados y aislar la casa para que no entrara el agua. Terminamos también el salón, la cocina nueva, el gran patio, los sótanos y prácticamente las habitaciones que quedaban por acabar. También hemos duplicado la potencia eléctrica y esta próxima semana terminaremos de instalar la soñada cocina de leña y un primer intento de calefactar las habitaciones con una gran estufa de pellets. Todas estas mejoras harán que la nueva acogida sea más agradable y estamos infinitamente agradecidos a los amigos que lo han hecho posible para que todos podamos disfrutar de los avances.

A nivel interior estamos trabajando en la organización del Grupo Simiente para cocrear la Escuela (si estás interesado en participar aún queda alguna plaza). También hemos creado una triada de tres personas, dos arquitectos y un coordinador que se encargarán de toda la logística arquitectónica de la Escuela. Estamos creando una nueva página web para incluir en ella todos los proyectos de la fundación, entre ellos la red de apoyo mutuo, especialmente en estos tiempos difíciles. Y estamos mejorando los cuadernos de experiencia para que, además de inolvidables, sirvan de modelo a otros proyectos que deseen exportarlas. Este año se renovará el patronato de la fundación, y ampliaremos el número de patronos de tres a siete (si estás interesado en participar en el patronato por favor pide información). El objetivo principal para este año será terminar los planos de la Escuela, solicitar los permisos de obras y empezar con la construcción de la parte del sótano de la misma. Nos aguarda, si todo va bien, el primer encuentro utópico y la reapertura de la casa de acogida en la próxima primavera. Un año lleno de retos y emoción para continuar cumpliendo con nuestra parte en esta Gran Obra silenciosa y profunda.

Con el deseo de que tengáis todos un feliz año lleno de dones espirituales, recibid un fraternal abrazo. Gracias de corazón por hacerlo posible. Gracias de corazón por estar ahí.

GRACIAS POR TU APOYO. GRACIAS POR HACERLO POSIBLE…

donar

2 respuestas para “Feliz año nuevo, feliz vida nueva”

  1. Gracias.
    Si es posible me gustaría ir está primavera y participar con vosotros.
    No se si estaré capacitado para formar parte del grupo simiente.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder a Jose Antonio Montoya Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s